Qué es la humedad por capilaridad, causas y tratamiento. 

 

Las humedades por capilaridad aparecen cuando el agua y la humedad están presentes en la zona sobre la cual se ha asentado la construcción y ascienden poco a poco hasta alcanzar hasta un metro y medio de altura.

En función de la permeabilidad de los muros y de su porosidad, puede producirse una absorción de esa agua, lo cual denominamos capilaridad.

En sí, la capilaridad es la capacidad de los líquidos de alcanzar ciertas alturas cuando están en el interior de los poros.

Se trata de un problema complejo cuando se trata de los muros de una construcción.  ya que afecta a la salubridad y la durabilidad de ciertos elementos constructivos, como la pintura, el enfoscado o incluso puede provocar daños estructurales.

La humedad por capilaridad en paredes se desarrolla siempre en la parte más baja de los tabiques de las plantas a nivel del suelo exterior y solemos encontrarlas a menudo tanto en viviendas antiguas como de nueva construcción, siendo uno de los problemas de humedad más frecuentes.

Si bien el origen de la capilaridad se produce en las aguas subterráneas de la base, otra de las causas de su aparición es la mala calidad tanto de revestimientos como de aislantes de la vivienda, que, si son defectuosos, pueden poner de manifiesto los problemas de humedad, sobre todo en los meses en que haya más precipitaciones.

Síntomas de humedades por capilaridad en las paredes

 

Si quieres saber cómo eliminar la humedad por capilaridad en las paredes con el tratamiento antihumedad adecuado, debes conocer cuáles son los principales síntomas que ocasiona este problema. Los indicadores de que existe humedad por capilaridad en las paredes se resumen en:

  • Salitre en las paredes.
  • Moho
  • Pintura desconchada y abombada.
  • Rodapié o zócalo abombado o que se desprende.
  • Madera deteriorada y en descomposición.
  • Rotura del yeso.
  • Olor a humedad.
  • Sensación de frío y humedad en la habitación afectada.
  • Aumento del consumo de la calefacción.
  • Otros problemas relacionados con la instalación eléctrica.

La capilaridad puede afectar tanto a nivel interno como externo, sobre todo en meses de invierno, cuando hay épocas lluviosas y las paredes no transpiran lo suficiente. Es frecuente encontrar que la humedad cubra entre 60 y 70 centímetros de pared, por lo que, para evitar la proliferación de moho, es recomendable retirar todos los elementos cercanos a ella, así como aparatos eléctricos o cables que, en contacto con la humedad, puedan provocar un desastre mayor.

 

Tratamiento antihumedad por capilaridad con inyecciones de microemulsión de resina siliconada no degradable

 

¿Cómo quitar la humedad por capilaridad? Las inyecciones para las humedades por capilaridad. Consiste en inyectar resinas viscosas o líquidas en los muros, perforándolo para penetrar el producto y dejando la superficie lisa después. Este material se expande creando una barrera para frenar la ascensión del agua y, así, frenar la humedad.

Es considerada la mejor solución para la humedad por capilaridad a largo plazo. Además, se trata de un proceso rápido y poco invasivo, mediante el cuál se puede acceder a todos los puntos que sea necesaria la inyección.

 

Barreras Verticales

 

En el caso de tratamiento parcial de un muro, así como en el encuentro entre muros, se colocará una barrera vertical, constituida por una serie de perforaciones e inyecciones de una altura aproximada de 1 metro.

Esta operación corta la capilaridad entre las 2 partes adyacentes,

evitando la contaminación (aislando la parte tratada por la parte

no tratada).

Pudes informarte también sobre los tratamientos de humedades por capilaridad y humedad por filtración lateral.