Tratamientos antihumedad para humedades provocadas por filtración lateral

Garajes, sótanos, semisótanos o trasteros son algunos de los espacios que suelen verse afectados por la humedad por filtración. ¿Cuáles son sus causas y por qué se origina este problema? Cuando hablamos de filtración lateral nos referimos al proceso que se produce cuando el agua contenida en el terreno traspasa los materiales de construcción de aquellas edificaciones que se encuentran por debajo del terreno, dando lugar a humedad que puede llegar a deteriorar los materiales de la edificación.

A continuación, queremos hablarte de los tratamientos antihumedad para humedades provocadas por filtración lateral, un sistema con el que podrás decir adiós a las filtraciones de agua.

Qué es la humedad por filtración lateral y sus causas 

La humedad por filtración lateral es aquella que se produce cuando entra agua desde el exterior al interior de la vivienda, colándose a través de fisuras o grietas de paredes y muros. Este tipo de humedad es la más frecuente en espacios como sótanos, semisótanos, garajes o trasteros.

Su causa principal es la entrada directa de agua a través de los materiales de edificación. Esta puede producirse por:

  • Una incorrecta impermeabilización.
  • Un mal uso de aislantes.
  • Una rotura o daño en algún punto concreto de la estructura del edificio, lo cual hace que sea mucho más fácil que el agua penetre a través de los elementos constructivos del edificio.

Es decir, la filtración lateral se produce por la presión hidrostática, cuya fuerza ejerce un empuje del agua contra la pared y hace que esta se filtre por el interior de poros, grietas o juntas en aquellos materiales sobre los que se construyó la vivienda.

Por otro lado, los espacios semienterrados o todas aquellas viviendas que cuenten con una terraza o cubierta mal impermeabilizada también podrían suponer un problema de filtración, lo cual se traduciría en problemas de moho o goteras.

El tratamiento de filtraciones de agua es necesario para poder atajar este problema cuanto antes y evitar, así, que se produzcan debilitaciones en la estructura del edificio (en el hormigón y el mortero) que pueden llegar a provocar problemas mayores en la vivienda.

Síntomas de las humedades provocadas por filtración lateral

Como hemos apuntado con anterioridad, la humedad por filtración lateral suele ser un problema que afecta a todas esas áreas de la vivienda subterráneas, puesto que están en contacto con una masa de tierra húmeda desde la cual el agua tiende a empujar y encontrar la vía para introducirse en la vivienda. El exceso de agua que se filtra a través de los muros puede ocasionar diversos problemas. Algunos de los síntomas de humedad por filtración lateral se manifiestan en los siguientes formatos:

  • Aparición de manchas oscuras en paredes, moho y charcos pequeños, que pueden ayudarnos a determinar el origen de la filtración.
  • Manchas de humedad y salitre en paredes y muros.
  • Inundaciones en alguna estancia de la vivienda.
  • Daños en muebles o bienes materiales.
  • Daños en la instalación eléctrica.
  • Deterioro del edificio y sus materiales constructivos, como los revestimientos.
  • Pintura desconchada en las paredes.
  • Degradación de techos y suelos de las entreplantas, pudiendo llegar a ocasionar desprendimientos.
  • Aumento de la factura de la calefacción entre un 15% y un 30%.

Tratamiento con el Sistema de Estanqueidad Interior (Encubado)

Si hablamos de los tratamientos antihumedad para filtraciones laterales, debemos destacar el Sistema de Estanqueidad Interior (Encubado), puesto que es uno de los más efectivos para tratar las filtraciones de agua. A través de este sistema se pueden tratar los muros enterrados que soportan la presión que ejerce el agua desde las tierras exteriores.

Para poder frenar la presión hidrostática, es necesario mejorar la impermeabilización de la vivienda, puesto que si está defectuosa provocará la filtración lateral. Para ello, se debe instalar una membrana estanca. En caso de que esta protección sea inexistente o defectuosa, la única solución será la impermeabilización interior. A través del sistema de estanqueidad se conseguirá un efecto encubado, es decir, se trabajará a contrapresión y estanco al agua y vapor del agua. La aplicación de capas de encubado conseguirá actuar como una barrera de inyección química y horizontal, hasta la altura que deseamos tratar, y vertical para evitar la contaminación de los muros.

La técnica del Sistema de Estanqueidad Interior (Encubado) consiste en aplicar capas sucesivas de diferentes resinas epoxi, aglutinantes y acabados, mediante las cuales se evitará la filtración de agua y, por ende, la humedad en la pared. Este tratamiento antihumedad se realizará por un profesional que seguirá los siguientes pasos:

  1. Decapado de los materiales existentes hasta llegar al muro que debe ser tratado.
  2. Limpieza a través de cepillo mecánico y máquinas de decapado.
  3. Aplicación de una capa aglutinante adhesiva.
  4. Aplicación de una capa de mortero de resina que forma una cortina estanca.
  5. Revestimiento de epoxi puro en dos capas horizontales y verticales, a fin de garantizar que la superficie queda completamente cubierta y no hay fisuras o agujeros por las cuales el agua pueda filtrarse.
  6. Acabado final a mediante enyesado, estucado, etc.

En caso de detectar humedad por filtración, no dudes en ponerte en contacto con un profesional, a fin de realizar el tratamiento antihumedad adecuado para solventar este problema cuanto antes.

Otros tratamientos antihumedad:

Tratamiento para las humedades por capilaridad

Tratamiento apara evitar las humedades por condensación