Tener humedades en casa es un problema muy común que afecta a todo tipo de viviendas y edificios. Detectar lo antes posible las señales que avisan de la presencia de humedad es muy importante para evitar sufrir daños irreparables en el hogar, y para poder aplicar la solución más efectiva.

Como especialistas en soluciones contra los diferentes tipos de humedad, somos conscientes de todas las consecuencias que puede provocar este problema, tanto a la estructura y estética de la casa, como a la salud de sus inquilinos. Por eso, queremos hacer un repaso por todos los signos que advierten de las humedades, en función de si aparecen por capilaridad, por condensación o por filtración.

Señales de las humedades por capilaridad

Hay signos visuales muy claros que son indicativos de que tenemos humedad por capilaridad. Se deterioran los revestimientos interiores, crece el moho, aparecen olores desagradables… Todo ello lleva a encontrarnos con señales en los muros y tabiques como las siguientes:

  • Pintura desconchada en paredes y techos.
  • Rodapiés abombados.
  • Fragmentación del yeso.
  • Olor y sensación de humedad.
  • Manchas de salitre y de moho.
  • Madera en descomposición.

Síntomas de las humedades por condensación

Los problemas de humedad por condensación pueden manifestarse de diferentes maneras:

  • Aparición de moho negro: las manchas de moho, además de suponer un inconveniente para la estética de la vivienda, también es un peligro para la salud.
  • Agua en las ventanas: la primera señal de que existe un problema de condensación, es encontrarnos con que las ventanas chorrean agua. Cuando es algo constante y excesivo, es cuando debemos prestar atención.
  • Vaho en cristales y azulejos: siguiendo la línea del punto anterior, además de la presencia de agua, también puede aparecer el vaho.
  • Desperfectos en paredes y yesos: en este punto, hacemos referencia a desperfectos como pintura levantada, papel de la pared levantado, yesos estropeados, etc.
  • Moho en tejidos y muebles: cuando las telas están expuestas a la humedad por condensación, son propensas a que se desarrolle en ellas el moho. No tiene por qué ser moho negro, pero sigue siendo peligroso para la salud de las personas.

Signos que avisan de las humedades por filtración

Cuando la humedad a la que nos enfrentamos es por filtraciones, aparecen charcos de agua, o nos encontramos con entrada o rezumes de agua. Además, entre los efectos de la humedad por filtración, también hay señales como que la pintura se caiga, la degradación de techos y suelos de las entreplantas, provocando desprendimientos. Todo ello provoca que sea imposible almacenar en ellos cosas como ropa, muebles, papel, etc.

Más allá de todos los signos visuales que pueden advertirnos de las humedades por capilaridad, por condensación o por filtración, no podemos olvidarnos de los efectos negativos que tiene la humedad en la salud. Vivir con un exceso de humedad en el ambiente puede provocar el desarrollo o el empeoramiento de enfermedades respiratorias, asma, alergias, irritación de garganta, e incluso el empeoramiento de los síntomas del reuma, entre otras cosas, empeorando significativamente la calidad de vida.

Es muy importante estar atentos y detectar todas las señales que apuntan hacia un problema de humedades en el hogar, para tratar de resolverlo lo antes posible y evitar que vaya a más. No solo eso, sino que conocer exactamente su origen es esencial para aplicar el tratamiento más adecuado en cada caso. En Iberdeco Humedades, eliminamos la humedad de forma definitiva. Para ello, ofrecemos soluciones específicas para cada patología de humedad.

Lo primero ante una situación de este tipo, es contactar con nosotros para obtener un diagnóstico, catalogar la humedad y determinar su origen exacto, para poder dar con el tratamiento más adecuado que aleje definitivamente la humedad del hogar.