Un índice demasiado elevado de humedad ambiental puede traer como consecuencia la aparición del moho en todas las partes de la casa. De todos modos, hay zonas más susceptibles de padecer este problema. Vemos las razones de su aparición en las siguientes líneas. 

La parte positiva es que el moho es algo que se puede detectar con rapidez y a simple vista. Nos alertarán las clásicas manchas en algunas superficies. También se puede percibir al oler la humedad. Sea como sea, no hablamos únicamente de un problema estético, sino de algo que puede repercutir muy negativamente en nuestra salud. 

¿Por qué aparece el moho?

La humedad natural del aire sumada a la que se deriva de actividades como cocinar o ducharnos hace que poco a poco pueda desarrollarse un problema de moho si no tomamos las medidas oportunas. Hay que tener en cuenta además las humedades que se derivan de las filtraciones laterales y las de capilaridad. Todo tiene un resultado: el fenómeno de condensación y, por extensión, la aparición del moho. Este se encuentra tanto en interiores como al aire libre. Las esporas crecen al depositarse en lugares donde hay una humedad excesiva. Por ejemplo, donde hubo filtraciones en techos, tuberías, paredes o macetas o tras una inundación.

Humedades por condensación

Estas se producen por la diferencia que hay entre las temperaturas frías del exterior y las cálidas del interior de casa, sobre todo cuando tenemos puesta la calefacción.

El origen de estas humedades no está en la superficie sino en los vapores que se originan al cocinar o en el cuarto de baño o cuando utilizamos electrodomésticos que emanan vapor.

Cuando el aire saturado de vapor entra en contacto con superficies frías, la humedad se condensa. Por eso las humedades por condensación y el moho que puede llevar aparejado aparecen sobre todo en habitaciones, dormitorios, cuartos de baño y paredes que dan directamente al exterior.

Como consecuencia, el moho por condensación suele aparecer en las paredes más frías, en los marcos de las ventanas, en las esquinas donde se unen dos paredes o en el techo. Si los hongos y el moho aparecen en el sótano, el garaje o la bodega puede que el origen de la humedad esté fuera.

El moho y los problemas estructurales que ocasiona 

Una vez aparece el moho, cuando hay un 70% de humedad ambiental, coloniza las superficies y se reproduce rápidamente por esporas generando nuevas colonias. Poco a poco, se introduce en los armarios y contamina la ropa, sobre todo la de piel. Si en Iberdeco Humedades no actuamos a tiempo seguirá reproduciéndose produciendo daños estructurales y sobre nuestra salud. En este último caso, hay que tener en cuenta que las esporas del moho que se difuminan por el aire son muy peligrosas. El moho de color amarronado o verdoso del genero aspergillus produce aspergilosis, peligrosa enfermedad que ataca preferiblemente a ancianos y a niños pequeños. Provoca otras enfermedades respiratorias como asma, sinusitis o rinitis. 

Si ves manchas de moho, ponte en contacto con nosotros cuanto antes. Nos avala una dilatada experiencia como especialistas en la eliminación de la humedad. Para eliminar el moho lo primero es buscar el origen. Es clave detectar la causa de la aparición del problema. Evaluaremos los daños que tu vivienda haya sufrido y analizaremos cuál es el tipo de humedad (condensación, filtraciones laterales o capilaridad)..

Recuerda que el moho puede entrar en tu hogar por cualquier abertura (puerta o ventana), por grietas en el techo o a través de las tuberías. Por eso, en las nuevas construcciones deben implementarse medidas preventivas para reducir la posibilidad de acumulación de humedad.