Tener humedades en el hogar supone un serio problema, puesto que pueden significar grandes pérdidas económicas. Cuando aparecen los problemas de humedad, una de las consecuencias que se dan tiene que ver con los desperfectos que llegan a ocasionar en las estructuras y los elementos constructivos. Reparar estos desperfectos, junto con el mantenimiento del hogar y los gastos en calefacción, son gastos que se pueden evitar poniendo remedio a tiempo. Para ello, es necesario contactar siempre con profesionales y dejarse de soluciones caseras que agraven el problema.

En este post nos queremos centrar en esas pérdidas económicas que podemos sufrir si tenemos humedades en casa, ya sean por capilaridad, por condensación o por filtración.

Gastos derivados de los problemas de humedad

Los gastos económicos que podemos tener por los problemas de humedad pueden ser por diferentes motivos. Los más comunes y más relevantes son los siguientes:

  • Daños en la vivienda: sobre todo en las estructuras y en los revestimientos, paredes, techos, muros, etc. A menudo nos encontramos con manchas de moho, pintura desconchada, daños en rodapiés y yeso, goteras, maderas descompuestas, muros y paredes deteriorados desde su interior, etc. Para que no se extiendan este tipo de deterioros, es clave buscar una solución a tiempo. No basta con hacer una reforma o pintar las paredes, sino que hay que deshacerse del foco de la humedad completamente, aplicando para ello el tratamiento correspondiente en base al tipo de humedad.
  • Más gastos en calefacción: cuando hay humedades en el hogar, tenemos una mayor sensación de frío, lo que lleva a consumir más calefacción para calentar las estancias. Esto hace incrementar la factura de consumo.
  • La casa pierde valor: resulta obvio que, cuando alguien quiere comprar una vivienda, quiere que esté en perfectas condiciones. Ante un problema de humedades, donde las bacterias, el moho y los hongos proliferan, y la salud de las personas puede verse afectada, esa adquisición no se produciría. Todo ello hace que la casa pierda su valor, de modo que, llevar a cabo tanto un alquiler como una venta, sería muy complicado.

Además de estos puntos, hay que tener en cuenta que, cuanto más tiempo permanezca la humedad en el inmueble, mayores serán los problemas que hay que resolver y que implican una serie de pérdidas económicas. Habrá que reparar más desperfectos y cambiar el aspecto en algunas zonas, además de buscar el mejor tratamiento para el origen de la humedad.

Con toda esta información en mente, vemos cómo se convierte especialmente importante acudir a profesionales para eliminar el foco de la humedad desde los primeros signos de este problema.

En Iberdeco Humedades, como especialistas en soluciones contra la humedad, lo primero que hacemos es identificar de qué tipo de humedad se trata, así como cuál es el foco. A partir de ahí, realizamos las acciones necesarias para eliminar la humedad, y lo hacemos de forma definitiva. Es la manera de tener un hogar en perfectas condiciones, sano y libre de humedades.
Piensa que el origen de la humedad puede ser por capilaridad, por condensación o por filtración, y que cada uno de estos problemas conlleva una serie de consecuencias, y, también, soluciones específicas que llevan a su eliminación completa.